domingo, 1 de marzo de 2009

Kind of blue.



Me gusta la musica. Toda clase de musica. Según el momento o el estado de animo, igual me gusta, el pop, que el rock, blues, new age... pero al igual que en la fotografia, donde hay pocas (casi ninguna), especialidad que no practique, pero donde el blanco y negro es, para mi, la aristocracia de este arte, el jazz lo es para la música.


Y de esto os voy a hablar hoy. Mas que de la musica Jazz, de una obra maestra, un icono, que ahora se ha reeditado, 50 años despues de su grabación original, en CD y DVD. Me refiero a Kind of blue, del trompetista americano Miles Davis.


La cuestión es que un 2 de Marzo y posteriormente un 22 de Abril de 1959, repartidos en 5 horas diarias y seguidas de intensa grabación, se encerraron en los estudios Columbia de Nueva York, el trompetista Miles Davis, acompañado del saxofonista John Coltrane y el contrabajista Paul Chambers, junto a Cannonball Adderley, al saxo alto,Bill Evans al piano y a la bateria Jim Cobb.


El álbum estuvo basado en formas ya diseñadas por el propio Miles, que permitían amplias posibilidades de improvisación a partir de alguna nota predeterminada, en lugar de la secuencia lineal de acordes que desarrollaba el jazz hasta entonces, cosa que contrasta, con el estilo que venia practicando Davis hasta entonces.


Esto ultimo, en la practica, se traduce, en una maravillosa y sobre todo elegante, obra, donde la trompeta de Davis, traza pincelada tras pincelada de arte, sobre el colchon que le proporciona el grupo musical que le rodea.


Piezas mágicas como So what, donde Davis, se limita a poner la guinda a tan magno despliegue de virtuosismo que hace todo el grupo, o los calidos Flamenco Sketches, donde el virtuosismo de los integrantes de la grabación alcanzan cotas sublimes o el ritmico, e irrepetible Freddie Freloader o el trepidante All Blues ( con un Cannoball Adderley, desbocado) hacen de esta obra, un album legendario dentro de la musica contemporanea.


Este album, es de aquellos que te proporcionan momentos mágicos, como por ejemplo el que experimente ayer mismo, mientras hacia unas fotos y escuchaba mientras tanto, Blue in Green:


Mientras encuadraba, disparaba la cámara y seguia la melodia, crei vivir un momento de extasis, en tan solo unos segundos.


Solo una pequeña fustración: aunque la grabación en CD ofrece un sonido extraordinario no se lo que sera, escucharlo en vinilo, con una aguja bien afinada y un plato en condiciones; debe de ser como tocar el cielo.


Por si quereis ver una muestra de un momento de la grabación aqui os dejo un enlace:








Me ha sido muy dificil, encontrar entre mi archivo fotografico alguna foto que ilustre esta entrada, pero esta partitura junto estos instrumentos de musica (aunque se ven poco), espero que sirva de homenage a tan magna obra y a los amantes del buen jazz en particular y de la musica en general.

El dia despues (Oye Patria mi aflicción...)

Oigo, patria, tu aflicción, y escucho el triste concierto que forman, tocando a muerto, la campana y el cañón; sobre tu invicto p...