domingo, 25 de octubre de 2009


No puedo ser imparcial, con Alejandro Amenabar.Me considero Taliban de su obra.Desde Tesis, pasando por Abre los ojos, Los otros, Mar adentro y Ágora, este director me ha enganchado de tal forma, que creo que es el mejor director de cine español en activo y quizás entre los cinco primeros del mundo.

Y de su última obra quisiera hablar, me refiero a Ágora. Nos cuenta la historia de la filosofa Hipatia, pensadora, astrónoma y matemática, que a parte de sus teorías revolucionarias para la época, era de esas personas que creen que la razón, la cultura y el humanismo, esta por encima, de religiones fanáticas, voceros, sectarios y políticos, que gracias a que por lo general, el pueblo soberano, carece de las cualidades de Hipatia, les suele hacer caso, y así va todo como va.

Porque claro, para mi, los males del mundo se basan en la religión, la política, la incultura y el dinero.Se me podrá decir, que ahora ya no es lo mismo que antes, pero en el fondo, hemos cambiado la religión, por el consumismo desaforado y la adoración fanática a ese carnero de oro, maldito llamado dinero.

Volviendo a la peli, citar el magnifico trabajo de Raquel Weiszt. En el papel de Hipatia y la recreación de la Alejandría, del siglo IV dc; lo que daría yo por poder haber paseado, aunque fuera en sueños por aquella biblioteca...

El palo que le pega Amenabar a la Cristiandad es mas que regular, con lo cual, el que se crea que la religión que nos enseñaron es la “buena”, que se vea esta peli y que lea a algo y se dará cuenta, que esta secta autorizada llamada catolicismo, es tan cruel, sectaria e inhumana, como pueda ser la Taliban, la mahometana o cualquier otra.

Lo malo es que 1700 años después todo sigue igual, a cambiado la forma, pero no el fondo, pues aún hay países que hacen tragar a sus súbditos, que si se inmolan contra el infiel iran derechitos al paraíso y aquí ya que nos lo creemos menos, nos volvemos locos tratando de consumir recursos desaforados en perjuicio de todos y en beneficio de los hijos de perra de siempre, que nos convencen, con que si no tienes lo último no eres o bien, con el miedo a la gripe (pedazo de negocio que están haciendo, las multinacionales del gremio, con el acojono de la peña), al cambio climático (Al Gore esta por 15000 euros, por conferencia pro acojono general), que así el pueblo “soberano” piensa menos y esta mas controlado.

La foto que os pongo no es de Alejandría, es de Numancia, donde en vez de entenderse, se dieron la del pulpo, tal y como se suele actuar, cuando se sigue a algún caudillo, con dos o tres problemas personales y un mucho de fanatismo.

lunes, 12 de octubre de 2009

Curso del 69....




No es que haya tenido ocasión de ver el programa en cuestión, pero después de oír comentarios por la radio, por la tele y en la calle en general, puedo decir que este “reality” de nombre “Curso del 63”, yo (y otros muchos de mi edad) lo hemos vivido.


Yo concretamente, fui del curso del 69, en el colegio de los PP Agustinos, sito en la c/Albacete, de Valencia.


Allí un servidor estuvo hasta el año 1975, justito antes de hacernos todos demócratas...


Como os he dicho, no he tenido ocasión de ver el programa en cuestión, pero parece ser que trata, de un grupo de jóvenes, que entran en un colegio, donde hay unos profesores que se emplean con dureza en la presunta educación de estos.


Y de eso quería hablar hoy, pues estos comentarios sobre este programa me han hecho recordar cosas nada agradables, que eran tónica común y aceptada, en el mundo educativo de aquel allá...


¿sabéis lo que me hizo el Padre D.Angel Escapa, cuando yo tenia solo 8 añitos, por no saberme una puta división? Bien, ante toda la clase, me dio dos hostias con mayúsculas que casi me tumban,,,y no pasa nada, la letra con sangre entra...O cuando el padre Damián, coloco a un pobre chaval, por hablar en clase, a la salida de la misma, mientras los chavales salían (en ordenadas filas, claro esta) al recreo, con un cartel que decía “soy un desobediente y un mal estudiante”, mientras pasábamos ante el y nos burlábamos...como lloraba el pobre...


O las hostias con mayúsculas que daba el Padre Manuel Villace, que un dia le revento el tímpano a un niño de nombre Molina.


También me acuerdo, de cuando a mi amigo Peñalba, por alguna nimiedad, el citado Padre Ángel, lo puso de rodillas con los brazos en cruz y con un par de patines sujetos por las correas en cada brazo.


O cuando este mismo, le dio una manita de bofetadas a mi amigo Pascual, pues este dijo que había hablado, para que nos dejara salir ya de clase ya que el tipo ese, nos tenia encerrados hasta que a el le salía de sus reales hacernos salir.


Lo digo, porque creo y espero que a esos concursantes no se les apliquen estos métodos y también y sobre todo, por que me gustaría hacer un homenaje a toda aquella generación, que creyeron que nos educaban a hostia limpia, cuando en verdad no hacia falta tanto.


Por cierto, en aquellos años Agustinos, tenia fama de ser un extraordinario colegio en cuanto a nivel de educación, pero para mi lo perdió todo el día que maltrato a una pobre criatura.


Quiero enviar un saludo a tres buenas persona que conocí allí: D.Bernardo Lasal Suria, D.Francisco Peñarrocha y al Padre Abdón Atienza, que fuerón luz entre tanto hijo de perra y a mis "amigos" Villaplana, Fuster y Picornell, avisaros de que no os crucéis en mi camino, pues me las hicisteis pasar putas en aulas y lamentablemente yo soy del club perdona pero no olvida.


La foto que ilustra esta entrada es una reproducción de aquellas aulas, que espero que no se vuelvan a conocer, aunque también diré, que si aquello no me gustaba lo de ahora no me entusiasma.


70 anni...

Existen los Ferrari y el resto de automóviles. Los Ferrari son leyenda viva. No hay nada que se compare a esta obra de arte sobre ruedas...