lunes, 28 de noviembre de 2011

La última noche en Twisted River.


Hacia varias semanas, que os quería hablar sobre este libro, pero entre el reportaje, sobre el dtm y unas cosas y otras se ha ido retrasando...en fin nunca es tarde, si la dicha es buena.
Este texto, del cual me habían hablado, muy bien, esta escrito por, John Irving, autor entre otras novelas de la conocida "El mundo según Garp".
En esta novela, el autor, nos narra, el recorrido vital, de un cocinero, Dominique Baciagalupo y su hijo Danny, los cuales y debido, a una muerte accidental producida por este último, se ven obligados a huir, a través de los Estados Unidos, durante casi cuarenta años, para escapar del malvado sheriff, que desea vengarse de ambos.
El autor, aprovechando la narración de las peripecias de estos personajes, hace un retrato de la evolución de la sociedad norteamericana durante los últimos cincuenta años, desde el punto de vista social, económico, político e incluso ecológico.
Magistral definición y función, del viejo maderero Ketchum, autentica conciencia de ambos personajes e incluso juez y parte, de los acontecimientos históricos y sociales, que aprovechando el hilo argumental, narra Irving, con absoluta maestría.
La descripción, geográfica, que hace el autor, de los bosques, poblaciones y ciudades del norte de Estados Unidos, es como una foto literaria, por su riqueza de matices.
La foto que ilustra esta entrada, no es de los inmensos bosques situados en la frontera canadiense; son mas modestos, pero creo que mas bucólicos que aquellos... están situados en los parajes del Saler (Valencia) y como, en su momento, pase buenos ratos, leyendo este texto, entre estos arboles, creo que valen para ilustrar esta entrada.
El libro, esta editado por Busquets en una cómoda y barata edición de bolsillo, cosa que viene bien por la portabilidad del mismo y porque no esta el patio, como para derrochar, aunque sea por un buen libro...

1 comentario:

Creck-creck dijo...

Me lo quedo como referencia. Ya lo tenía apuntado tras compartir un interesenta café.
Un abrazo.

Fotografiando con el pasado....

Como tantos otros de mi generación, me inicie en la fotografia con una cámara analogica. Luego me sedujo lo digital y hasta hoy. No obs...