viernes, 20 de enero de 2012

Ya soy, uno mas....



Ya soy uno mas. Un parado mas. Desde hace unos días, y tras 33 años trabajando en mi vieja y querida empresa, concluyo, por causas tecnicas, mi relación con la misma.
Atras, queda una vida de esfuerzo, de alegrias, de penas, de amigos...todo lo bueno y malo que trae una vida.
Desgraciadamente, esto no es novedad. Esta calamidad de nombre crisis, se nos ha llevado a muchos por delante. A unos con mas o menos fortuna, en forma de indemnización y derecho a prestación y a otros ni eso.
Tocaría decir ahora, aquello de que no hay derecho, este gobierno ( y el otro ) no hace nada, la culpa la tienen los bancos...todo inutil: no hay ni va a haber solución por ahí.
El tema es complejo, muy complejo. Tanto, que hay que reconstruir otro sistema, a ser posible con liderazgo absoluto de la sociedad civil, o para entenderse mejor, de las personas normales y honradas, que parecemos adormecidos o aborregados, con perdón, pues parecemos borregos al matadero, con algún leve gemido en forma "15-M".
Decia, que para crear empleo, hay que crear empresas y para ello hace falta dinero;
si los bancos no lo prestan y recalco lo de prestan, que significa tener que devolverlo, (para que no se le olvide a nadie), tendra que prestarlo el Gobierno, que tiene que ser el garante del bienestar de los ciudadanos, pase lo que pase y caiga quien caiga.
Luego hay que hacer empleo digno: en la tan cacareada reforma laboral, solo parece que exista la politica del despido...dicen que es muy caro despedir, menos mal que es caro, porque sino, ¿en que cifra de paro estariamos?, ¿en 10000000 de desempleados?.
Creo que lo mas logico, es hablar, dentro de la citada reforma del mercado laboral, de volver a lo de antes, a la formación continuada o carrera laboral dentro de la empresa. Se tiene que despenalizar fiscalmente, a la empresa, sobre todo en sus inicios, entendiendo que empresa es una multinacional o un trabajador autónomo. Como hay que castigar al defraudador o al moroso sistemático, que los hay y muchos,con crisis y sin ella, incluyendo el que mas ejemplo tenia que dar, que es el estado.
Y se ha de educar a los jóvenes, en los valores de la disciplina, del esfuerzo y de los principios de autoridad: educación que se ha de dar, dentro del entorno familiar y complementarla en los colegios, dentro siempre de criterios didácticos y culturales y lejos de los políticos.
Hay que limitar en el tiempo, el mandato de los políticos, hay que reformar las leyes, de modo que lloren menos inocentes y los culpables maldigan la hora en que nacieron...hay mucho que hacer. Tanto, que creo que no lo veré, jamas. Pero espero ver el comienzo de una autentica reforma dentro de la sociedad y es difícil, muy difícil, si ademas pensamos en la imperfección de la condición humana. Pero no hay mas o empezamos o no salimos.
Mientras tanto, un servidor, a parte de buscar trabajo, que esta mal, pero mal: no hay demanda y lo poco que hay es INDIGNO. Mientras sale algo, a formarme, a reciclarme y a no estarme quieto. Aunque creo que esta complicado, quiero pensar, que algún sitio hay para mi y que no hay ni bien ni mal, que cien años dure.
La foto que pongo es un graffiti del barrio del Carmen, en Valencia: las hormigas, de la decepción, de la desesperanza y del hastío, están llegando al limite de la riada...mala cosa, porque cuando salte la chispa, la explosión se va a llevar por delante a sinvergüenzas y decentes, para una vez mas, arreglar las cosas a corto plazo y en breve (¡hay condición humana!), mas de lo mismo.
Que Dios, nos pille confesados y si alguien se entera de algún empleo, que avise...

domingo, 1 de enero de 2012

¿De aqui se sale?


Me confieso admirador, de las tesis e incluso de la trayectoria de una persona, como la de Mario Conde. No voy a entrar aquí, en discusiones sobre su figura: igual que hay quien cree en un personaje u otro y no seré yo quien lo discuta, exijo para mi lo mismo.
La cuestión, es que he leído, varios libros suyos (El sistema, es magistral, para entender como se las gasta el poder), y hoy mismo, he acabado de leer su última publicación "De aquí se sale". En el libro y desglosando, con milimétrica precisión, las acciones y actitudes, de los centros de poder en los que se apoya la sociedad (poder judicial, político, financiero etc.), nos explica, porque nuestra sociedad se encuentra en la situación en que se encuentra y la contribución, de estos pilares, para que estemos donde estamos. No lo hace con rabia, ni siquiera con la presunción, del que en el año 1993, ya indico que el camino hacia el que nos guiaban, en conveniencia con nosotros mismos, nos llevaba, a la calamidad moral y económica, en la que estamos sumidos. Lo hace con rigor, explicándolo de forma clara y meridiana, haciendo ver situaciones, que unos y otros hemos venido viviendo, durante los últimos 20 años.
Lo mas interesante para mi y al mismo tiempo lo mas preocupante, son las propuestas para salir de esta calamidad, en la que nos encontramos y que al paso que vamos, acabara afectándonos a todos: se trata de hacer que la sociedad civil ( tu y yo, compañero), sea la dueña de su destino, siendo la encargada de controlar, las funciones, de sus representantes, dentro de los poderes legislativos y ejecutivos. Ello llevaría, consigo, la trasformación de todas las instituciones, que hasta ahora han regido nuestros destinos, su funcionamiento, sus pilares básicos y la educación de nosotros como individuos, de forma que los protagonistas de nuestros destinos fuéramos nosotros mismos como colectivo y no los políticos, que elegimos como mal menor, para que no atiendan nuestras necesidades, sino la de sus intereses.
De esta forma, el individuo pasaría a ser humano con mayúsculas, lejos del materialismo o del todo vale, para ganar que ahora impera.
Me gusta la idea. Pero me da miedo...miedo por la complejidad y envergadura de la reforma que conlleva. Porque el poder establecido, no lo va a poner fácil, para nada.
Porque queda poco tiempo y el camino es muy largo y sobre todo, porque servidor tiene claro, que uno a uno, somos razonablemente buenos o malos, pero en manada no funcionan las cosas así. Yo quisiera, tener la fe que profesa Don Mario, en la condición humana, después de la sarta de puñaladas que ha recibido; yo con infinitamente menos que el, solo leyendo la historia no creo en el ser humano, por eso me he permitido, poner en interrogante el titulo del libro.
Ilustro esta entrada, con una foto de las ruinas del castillo de Serra (Valencia), donde también, se vivía, en aquel allá, de forma poco conveniente (por decirlo fino) y al final el devenir de la historia, logro que aquella situación, al menos en forma que no en fondo, quedara solo sus restos.
Ojala en un plazo de tiempo razonable, pueda cambiar la interrogación, por una exclamación de alegría.

Algún día me encontraras...

"Algún día nos encontraremos y me secaras todas mis lagrimas y me susurraras cosas dulces al oído abrazándonos, acariciándonos, oh...