martes, 7 de febrero de 2012

Las uvas de la ira....




Hace unos años leí la obra de John Steinbeck, Las uvas de la ira. Y hace unos pocos días, vi la película del mismo nombre dirigida, por John Ford e interpretada, por un joven Henry Fonda, donde nos cuenta, ambientada en la época de la gran depresión de 1929, las desventuras de unos granjeros de Oklahoma, los Joad, que han sido desposeídos de sus tierras ancestrales, por un arrendatario anónimo y despiadado, en forma de capital, que les hace tener que ir a buscar el sustento, hacia una tierra prometida, de nombre California.
Desde el punto de vista anímico, la película me dejo, agridulce. Me explico, partimos de la base, de que esta historia, mas o menos, es una historia real, sucedida durante la crisis de 1929, pero que esta sucediendo ahora mismo, en el siglo XXI.. El capital, por norma se cisca, con crisis o sin ella, con los mas débiles, esto es la masa obrera, ahora en la actualidad también llamada clase media, si puede endeudarse, o baja, si solo puede subsistir. Y cuando hay crisis, normalmente provocada, por su estupidez, la del capital, en conveniencia y engaño, con la clase proletaria, machaca sin piedad a esta última.
En la película en cuestión se ve la forma miserable con la que vivían, cuando el amo, les permitía vivir y trabajar en sus tierras y cuando este, se cansa, los destierra siendo aún mas miserables.
Vamos mas o menos, como ahora, solo que a Dios gracias, por aquello, de los avances sociales, algunos, aun tienen algún colchón o algo parecido, antes de llegar a la miseria, si no encuentran alguna forma de subsistir...e insisto solo algunos, no todos.
Tambien nos muestra, que la solidaridad humana, se traduce, en darte muchos ánimos, ya te avisare si me entero de algo y poco mas...bien, porque poco mas se puede hacer y sobretodo, porque, con tirar cada uno con su vida, ya tiene bastante. Aunque a veces, a todos nos da lastima ver algún mendigo en la calle y en algo le resolvamos el día, que no su problema.
Sobre esto, la escena donde el patriarca Joad, se detiene a comprar pan y lo que acontece después, es magistral, aunque sobre la novela, esta muy edulcorado por el film.
En cuanto al tema trabajo, otra lección magistral de como se las gasta el capital, en estas situaciones: cuando mas mano de obra inactiva, menos pago y así mas gano. Esto en el 29 les salio medio bien. Ahora mismo, muy mal, pues resulta que el capital vive del consumo de los obreros y estos, entre los sueldos bajos que se pagan ahora (en España, siempre han sido bajos y ahora miserables), pues unido a la falta de crédito de los usureros ( llamados banca por algunos), hacen que no consuma ni Dios, con lo cual estamos cayendo todos y claro cae primero, el mas débil y el mas fuerte, hasta hoy, sobrevive.
También, nos cuenta, que cuando hay alguno que se planta, caso del protagonista Tom Joad, acaba escaldándose, pues el miedo a no comer, hace que los actos de rebeldía sean cosa de uno y la verdad es que cuando se han revelado todos, el tema se ha resuelto a corto plazo...la condición humana es la que es y no tiene remedio.
Finalmente y aunque, insisto de forma muy edulcorada, solo hay un mensaje positivo, que dice la matriarca de los Joad, al final: “hagan, lo que hagan con nosotros, siempre salimos adelante...”, yo añadiría, pero como los que mandan, gracias al poder del dinero, también salen, la historia esta condenada a repetirse y cito una vez mas a Marx...
“La historia de todas las sociedades que han existido hasta nuestros días es la historia de las lucha de clases.
Hombres libres y esclavos, patricio y plebeyos, señores y siervos, maestros y oficiales, en una palabra: opresores y oprimidos se enfrentaron siempre, mantuvieron una lucha constante, velada unas veces y otras franca y abierta, lucha que termino siempre con la transformación revolucionaria de toda la sociedad o el hundimiento de las clases beligerantes”.
Por cierto, ¿sabéis como acabo esta crisis de 1929?...con la inversión publica mas elevada, hasta hoy de la historia: la segunda guerra mundial. Cuando acabo, hacia falta mano de obra, había trabajo que hacer y un nuevo orden, que viendo la historia, hay que acabar dando la razón a la cita anterior de Marx. Y me da, que esta crisis va a acabar igual...ojala me equivoque, pero al tiempo.
En otro orden de cosas, técnicamente, la película me impresiono, por sus primeros planos, de corte claramente expresionista, la sucesión de fotografiás en un blanco y negro magistral, gracias a la genialidad de Gregg Toland, el director de fotografía, que se cuenta, estuvo asistido, nada menos que por la fotógrafa Dorotea Lange. Y también me impresiono, la teatralidad y dramatismo, con la que actúan los actores.
La foto con la que ilustro esta entrada, es la de una solitaria carretera, como la que recorre la familia Joad en su viaje a California. Solo que esta no es la 66 Route, sino alguna perdida por tierras castellanas y que yo también recorrí en su momento por asuntos diferentes...

No hay comentarios:

Esto es lo que hay...

A día de hoy y resumiendo así esta el patio: Oficialmente ya, en España, manda un partido politico corrupto. El resto de par...