sábado, 30 de junio de 2012

Requiem por mis amigos los bosques

No es un tema nuevo. Lo vengo padeciendo desde, que era un niño. Mis amigos los arboles, mueren, bajo las llamas de los incendios, un maldito verano tras otro, porque maldita para mi es esta estación, Siempre me gusto, pasear, entre ellos y mas concretamente, por los de la sierra Calderona. He paseado entre ellos, a pie, sobre una bicicleta, sobre una moto, eso si, con antichispas en el silenciador y neumáticos ecológicos. Últimamente, he caminado mucho, entre ellos, y no solo por los de la Calderona, con la cámara a cuestas, para inmortalizarlos. Recuerdo "mi bosque bonito": Un rincón, al que con tan solo 17 años me gustaba, acudir solo, para sentarme allí y estar... Que gusto era pisar la tierra húmeda y escuchar el rumor de las ramas al chocar entre ellas por el viento. O su fragancia, tras la lluvia. O simplemente, el sedante que era para la vista el verde de sus hojas o el ocre con el que se teñia en otoño. En el verano de 1978, un incendio que se llevó por delante 2000 hectáreas de terreno, lo arraso. Lo que yo sentí, al volver a mi querido "bosque bonito" arrasado, solo lo se yo. Pasados los años, y siguiendo un ritual macabro, con la llegada del estío, nos hemos ido quedando sin bosques...Bicorp, Serra, Cofrentes y ahora mismo, Dos aguas y Andilla... Y nadie, absolutamente nadie, hace nada. La limpieza de los bosques es nula. La de los cortafuegos también. La vigilancia, nula del todo. Cuantas veces, paseando solo por la montaña, me he tirado horas, sin ver a nadie, ni que nadie me controlara. Insensateces, como la quema de rastrojos, hacerse una paella o una barbacoa, con 35 a la sombra en el paellero de turno, que para nada tenían que existir, con el monte al lado y una absoluta dejadez, por parte de los malnacidos que nos gobiernan, han conseguido dejar como un erial mi Comunidad. Me descubro, ante los voluntarios, bomberos, Unidad Militar de Emergencia y pilotos de los medios aereos, que hacen lo que pueden por controlar el fuego y que de paso sea dicho, es poco, pues con poniente, temperaturas asesinas y matorral seco, salvo evitar males mayores poco se puede hacer. Luego, vendrán las excusas y los perdones. Pero no habrá ni castigo, ni prevención. Y se que el fuego, en el monte es natural a veces. Pero bien vigilado y bien cuidado sus efectos son menores. Cuando esto pase, nada sera igual. Diran que van a poner mas medios, hablaran de sus estúpidas repoblaciones...pero mientras tanto un patrimonio ecológico y económico, que se ha extinguido y la vida sigue. Estoy asqueado. En un país sin futuro, que solo evoluciona en forma pero no en fondo. Donde a todos parece que todo nos da igual... A veces pienso, que estoy de mas aquí, pero temo y mucho que la estupidez y la indiferencia, sea el nexo de unión entre el genero "húmano". Sigue cayendo ceniza, sobre el balcón de mi casa. Son las lagrimas de dolor de mis amigos los arboles que oscurecen cada vez mas mi alma.

No hay comentarios:

Esto es lo que hay...

A día de hoy y resumiendo así esta el patio: Oficialmente ya, en España, manda un partido politico corrupto. El resto de par...