miércoles, 29 de agosto de 2012

The Straight story (David Lynch)

A veces, la casualidad (serendipia, le llaman algunos...) funciona y por ello me encontré este film, en una librería de segunda mano de Valencia, sin ir a buscarlo. Este poético film, es obra de David Lynch (Blue velvet, Lost highway, Twin peaks, esta última para televisión) y en ella nos cuenta una curiosa historia, del camino iniciatico de un anciano, que enfermo y en la recta final de su vida, va a encontrase con su hermano, para reconciliarse con el. A lomos de una vieja cortadora de césped, inicia el recorrido, donde se encuentra con una serie de personajes, con los que comparte, su experiencia vital, sus relaciones con la familia, sus ilusiones, sus miedos, sus fracasos, sus añoranzas, su juventud, su vejez... Road movie, de trama muy original, la película, gracias a una cuidada fotografía, nos muestra los inmensos y bellos paisajes del medio oeste norteamericano, así como de forma un tanto antropológica, las gentes que por allí habitan. Todo ello, amenizado, por una cuidada banda sonora, obra del compositor de cabecera de Lynch, Angelo Badalamenti. Ha destacar la interpretación de Richard Farnsworth, en el papel protagonista del anciano Alvin Straight, y de una soberbia Sissy Spacek, en el papel de la hija retrasada de este, con una actuación, teatral, absolutamente magistral. La foto, que ilustra la entrada, no es de un camino de Iowa o Wisconsin (ya quisiera yo, ya...); es un tramo de la ruta Ojos Negros (Castellón), pero que me la trajo a la memoria, mientras veía esta magnifica película. Os dejo un vídeo, con el trailer en español del film.

jueves, 9 de agosto de 2012

El bosque de los conocimientos (y 2).

Una vez dentro de ese bosque o ente antediluviano, las sensaciones, empiezan ha invadirnos y vemos desde extrañas formas, que nos evocan, celulas, amebas o similares...
E incluso, reflejados en las formas del lugar, creemos ver, seres atrapados entre los muros de sus conocimientos:
Que a su vez, nos recuerdas quienes han sido, los artífices de las esencias, que se guardan entre esos muros...
Y empezamos a descubrir prodigios, como aquellos, que se pueden hacer, aprovechando los recursos que nos brinda la naturaleza, tal como la madera...
...artefactos, que casi siempre, se crean, pensando en el bien común, pero que siendo la linea del bien y del mal, mas fina que el filo de una navaja, acaban siendo majestuosos objetos para fines tenebrosos, pero dada la naturaleza del ser humano, necesarios...
...misterios, como la teoría del punto fijo, que como punto de apoyo, en el infinito, del pendulo de Focault, que a su vez demuestra la rotación de la tierra y que el dia que la inteligencia humana, sepa desentrañar dicha teoría, comprenderemos, ese misterio incomprensible, llamado universo...
...y para misterios, el de la propia vida, en forma de molecula de ADN...
Frente al edificio del museo, vemos otra estructura y antes de la misma un cauce artificial, que nos recuerda aquella epoca, por la que por allí, transcurria el cauce del viejo Turia...
Esta estructura, llamada el umbracle, proteje a diferentes clases de arboles, que aportan sombra y frescor, a los transeuntes, en los torridos dias de verano..
Este lugar tiene muestras artísticas itinerantes, tanto interiores...
...como exteriores...
Ya al final del recorrido, vemos como una coma enorme, en el cielo, que no es mas que los tirantes del espectacular puente del agora, diseñado tambien por Santiago Calatrava...
Esta estructura marca la frontera, entre dos edificios o conjuntos de edificios, como son el agora y el museo oceanográfico: el primero, por estar inacabado y el segundo, por ser muy interesante desde el punto de vista visual, pero mas lúdico, prefiero dejarlo para otra entrada, Espero no haberos aburrido...

jueves, 2 de agosto de 2012

El bosque de los conocimientos (1 parte)

Es un lugar de esos, que llamo mágico. Como tantos otros de mi universo y del tuyo. Quizás, a parte de pasar por esos lugares, nos pueden parecer siempre iguales, pero en cuanto nos detenemos en ellos y fundimos nuestras sensaciones, con sus luces y formas, percibiremos sentimientos tan irrepetibles, como el escuchar un clásico de jazz, donde no existen dos interpretaciones iguales de un mismo tema. Es lo que al menos, me pasa mí, cuando he estado en el museo de las artes y de las ciencias de Valencia. Esta obra, diseñada por el arquitecto Santiago Calatrava, es uno de los iconos de mi ciudad, Valencia. Si iniciamos el recorrido, desde el centro de la ciudad, nos toparemos con esta suerte de mascaron de barco, anclado en el antiguo cauce del río Turia o el casco de Darth Vader...
Dentro del recinto, que componen estas instalaciones, este edificio, se denomina el Palau de les arts (Palacio de las artes) y el mismo, aloja el auditorio, donde se representan operas, actuaciones musicales, etc. Como en todas, estas estructuras, sus ángulos combinados con sus acabados y sus entornos, trasmiten sensaciones, dispares y siempre en función de la visión subjetiva del observador: este angulo, me hizo ver, mas bien sentir, el trazo de la nota de un pentagrama, con un plumín, sobre un universo musical onírico...
Tras pasar, bajo el puente, nos encontraremos, como una especie de concha de galápago, antediluviana...
Y si la miramos, de perfil, parece un ojo de cíclope adormilado...
En su interior, se halla una sofisticada, sala de proyección en 3d y cine max, que proyecta documentales sobre temas relacionados, principalmente, con la ciencia. Su aspecto interior, es de una belleza, al menos inquietante, pues parece, que su estructura, sea el armazón torácico, del cefalópodo, en cuestión...
Siguiendo nuestro recorrido, junto al estanque de agua, que nos recuerda que por alli transitaba hace poco, el Pare Turia (asi es como llamamos, los valencianos al rio Turia), vemos esta construcción que aloja, el museo Principe Felipe:
Como todas, las arquitecturas de este complejo, tiene diferentes interpretaciones: a mi me recuerda una especie de ente extraterrestre, que apoyado en sus patas y protejido, por sus puas, alberga y proteje, una gran cantidad de procedimientos, pero la versión oficial dice, que la intención de Calatrava, fue imitar la naturaleza, en forma de bosque...¿que opinaís?
Aunque desde este angulo, parece que confirma mas, mi percepción...
En lo que si que creo coincidir, es en ver, al otro lado del edificio, en esta forma, la imitación a una caida del agua, tal y como pretendia, su creador...
Ahora, toca acceder al interior de este ser o bosque, entre extraterrestre y prehistorico, para ver que contiene en su alma... Continuara...

El dia despues (Oye Patria mi aflicción...)

Oigo, patria, tu aflicción, y escucho el triste concierto que forman, tocando a muerto, la campana y el cañón; sobre tu invicto p...