viernes, 30 de noviembre de 2012

De modales e incompetencia...


 Vaya por delante, que procuro en cualquier situación, por tensa que sea, guardar las formas. Aunque la experiencia me ha demostrado, que por mucho que te digan, al final esta actitud vale, para quedar muy bien, pero para que acaben toreandote.
 Esta mañana, he ido junto a un buen amigo a tomar unas fotos, al circuito Ricardo Tormo, con motivo de la disputa de las finales de las series mundiales de Ferrari. Como tomar fotos a pie de pista, aunque sean unas pocas y sin casi publico, ni fotógrafos  en el circuito, es mas difícil  que fotografiar aviones militares, en una base de la Otan, tanto mi amigo como yo, sacamos, previo pago una entrada para acceder al recinto. Insisto pagando, pues servidor, no tiene, ni ha tenido, ni piensa pedir ni enchufe ni recomendación, para nada.
 Al llegar, a la entrada principal, nos enviaron a aparcar nuestro vehículo y acceder, al parking y acceso del populacho, pues a fin de cuentas, estas series, es una fiesta para los propietarios de Ferrari, que suelen ser, ladrilleros, políticos  mafiosos y vividores y algunos, aunque muy pocos, personas que a parte de poseer una de estas joyas, las aprecian en su justa medida.
 Una vez allí  un "personaje", presunto responsable (es un decir), del lugar, nos indico, que ese parking, estaba reservado, para no-se-que evento y que de aparcar nada de nada. Ante nuestra insistencia, pues estabamos allí, por indicación de los "responsables" (otro decir) de la puerta principal, este "señor", nos dijo que el tenia clarisimo que allí no se poder aparcar y que de seguir insistiendo, llamaría a seguridad (¡jo, que miedo!)...
 Vuelta de nuevo, al punto de partida y vuelta una vez mas, la burra al trigo...y claro uno, que ya esta hasta los h...y mas arriba, de que una manada de incompetentes, con mil excusas para serlo, lo puteen, pues con formas mas acaloradas que otra cosa, les dije que había pagado religiosamente, mi entrada y que entraba por lo civil o por lo militar...Al final y por aquello, de que mas que la razón, casi siempre se impone la fuerza, nos dejaron aparcar, pero claro faltaba entrar...y al llegar a la entrada, nos indican que nones. Que esa zona, estaba reservada para los V.I.P (ladrilleros, corruptos, políticos  mafiosos, vividores y amigos-de o cual) y que por allí no se entraba.
 Como yo ya estaba indignado, la verdad es que lo mas bonito que les llame, fue incompetentes e inútiles  pues obviamente el descontrol y la caraja mental, que llevaban unos y otros era total.Finalmente, un encargado de seguridad, tras explicarle, mi compañero, pues yo estaba apunto de irme a mi casa, no sin antes poner una reclamación (que salvo para papel higiénico, solo vale para darte una estúpida disculpa, en el mejor de los casos), nos indico que el parking y el acceso correcto, era el que nos había indicado, "con tan buenas formas", el responsable, que amablemente nos indico, que si insistíamos llamaría a seguridad. Y en definitiva, orejas cachas y para allá  otra vez, a ver la cara a ese sujeto, de nuevo. Al llegar allí  sea por que le habían dado un toque o porque se había sentido ridículo  por el episodio anterior (no creo), con una sonrisa de simpático forzado, nos dijo, que la entrada correcta al parking  y entrada al circuito, estaba situada, a cinco metros de la entrada principal, a mano derecha... Bien vuelta otra vez, (con esta historia llevábamos dando vueltas una hora) y al llegar a la entrada correcta, estaba allí, una de las "responsables", que en vez de hacer su trabajo correctamente, ante mi cabreo justificado, había dicho anteriormente de lejos y por la espalda textualmente "que cuidara mis modales..."
 Mira, amiga, si me lees, te diré  que unos incompetentes, como tu, tus colegas y tus jefes, que aún pagando religiosamente una entrada, nos tratáis  como sacos de patatas, no os  merecéis modales, entre otras cosas, porque si me callo, no me hacéis ni caso y al final, accedo a un evento, por el cual he pagado, cuando vuestra incompetencia tiene a bien permitirmelo ¿vale?. Desgraciadamente, en esta mierda de mundo, si no demuestras fuerza. por medio de dinero,  de armas o cabreandote, en el mas miserable de la situaciones,  no te hace caso ni Dios. Así  que otra vez, para evitar estas cosas haz bien tu trabajo y si no te lo explican bien, no lo empieces y así tendremos todos buenos modales.
 Pese a todo y tras ver rodar y escuchar, esas obras de arte sobre ruedas, que invalidad aquello de que la miel no esta hecha para la boca del asno, ya mas tranquilo, reflexione y estuve a punto de ir a buscaros a ti y a tus compañeros, para disculparme...pero sabes que: que en esta ocasión, me disculpare si llega el caso, cuando lo hagáis vosotros.

lunes, 12 de noviembre de 2012

La huelga autentica.

Vaya por delante, que la huelga es un derecho: ha hacerla o no. Como también es un derecho, de que yo, sobre la misma, opine lo que me parece, guste o no. Como ya sabréis, pasado mañana, hay convocatoria, de huelga general, como medida para solucionar, los problemas que generalmente asolan nuestra pobre Patria, al menos de Lunes a Viernes. El primer problema de base, para que servidor, no crea en esta medida, es que los que la convocan, son los que juntos, con otros y con la indiferencia, del pueblo "soberano", han contribuido a la creación de este descalabro, catástrofe o como queramos llamar a lo que asola a nuestro Nación. Recordar, que en las cuevas de ali baba, que eran los consejos de administración (es un decir), de las cajas de ahorro, se sentaban, algunos cargos de estos "sindicatos". Todo aquel, que con todo su derecho, acepte hacer caso, a esta convocatoria, sabrá que ese día la empresa, grande, pequeña o mediopensionista, no le va a pagar el sueldo...y el sindicato convocante, garante de los derechos del productor, tampoco. Con lo cual, le hara un favor al convocante, porque así, justifican su razón de ser (es un decir) y al empresario grande, pequeño o mediopensionista, que en lineas generales, no anda boyante de trabajo, le permite ahorrarse un dinerillo que nunca viene mal. Y tu, amigo huelguista, al día siguiente sigues igual, pero con menos dinero e incluso si tienes contrato temporal y trabajas en alguna empresa puntera de nuestro pais, dirigida por algún prohombre de negocios, cuya fama es directamente proporcional a su hijoputez, seguramente no te renovara. Y todo ello, ante la indiferencia mas absoluta de todo Dios, convocantes incluidos... Yo creo, que ya que nadie tiene interes alguno, en resolver, los problemas graves, que al menos nos afectan a unos cuantos, yo sugiero algunas medidas, faciles de adoptar y que todos a una, poco a poco igual algo resolviamos (llegado aquí, me digo, ¡que ingenuo eres, Kodiak!)...

  •  En primer lugar, jovenes y no tanto, cuando os ofrezcan un trabajo, sin un sueldo digno o gratis (que casos hay...), sencillamente no lo cojaís: vale la pena morir como un lobo, que malvivir, como un borrego. Al final si esta acción se extiende en gente y tiempo, o chapan y nos jodemos todos o suben el sueldo.
  •  Las compras de Lunes a Sábado hasta mediodía. Salvo hostelería, ocio o servicios de extrema necesidad. Lo de abrir en Domingo, los centros comerciales, lo considero una inmoralidad, pues a cambio de sueldos de mierda, hay trabajadores, que tienen que trabajar también en Domingo o festivo, sin derecho a ver o estar con su familia o simplemente en su ocio. El día que estos lugares abran en  festivo y no vaya nadie, se acabo el asunto. 
  •  En día de elecciones, salvo que se presente, gente nueva y de fiar, no va a votar ni Dios. Los mamarrachos que mandan, aquí, son mas menos los mismos desde hace treinta años y así nos ha ido, nos han mentido siempre, nos hemos dejado engañar y ahora nos ha explotado, a nosotros en la cara, he dicho a nosotros no a ellos...: es hora de que se marchen, antes que los tengamos que tirar y no votando... 
  •  Consumo, siempre sostenible: si una cosa se estropea, se arregla, Si no es posible, compramos otra. Es decir la compramos cuanto hace falta, no cuando el embustero de turno, dice que como ha salido una nueva ya no vale. O simplemente, por tener mas que el vecino. 
  •  Ojo con las nuevas tecnologías: internet, lo digital y la ofimática, a destruido cientos de miles de puestos de trabajo. Personalmente y en la medida de lo posible, reposto en gasolineras, donde me ponen la gasolina. En el parking, pago al dependiente, si lo hay, antes que en una maquina y hasta la entrada del cine, la pago en taquilla y paso de internet, aunque la verdad es que no siempre, esto último. Incluso, si he de sacar dinero, procuro si es en la mañana, aunque me cueste algún rato de cola, que me de mi dinero el cajero, aunque a veces, me dicen que use el cajero...
  •  Las compras en comercios de barrio, españoles a poder ser y nunca chinos. Comercialmente, son lo peor de lo peor y si en su país, crecen al 8% anual, aquí no pintan nada, Que vengan de turistas que serán bien recibidos. En Navidad, los que tenemos de todo, demosle a los que mas necesitan, el dinero que gastamos tontamente "porque - es - navidad", en alimentos y artículos de primera necesidad Es mas solidario de veras y se respeta mejor el espíritu navideño autentico. 

 Y así, podemos seguir haciendo una lista interminable de pequeños detalles...que tonto soy. No he caído, que a la gente, le importa todo una poca m... Mientras con mas o menos sueldo, se vaya tirando adelante, lo que le pase al resto, no le importa a nadie. Al que le pilla el toro, le pilla y que le den. En fin, por si acaso, unas lineas de Martin Niemoeller, que casi siempre, nos acordamos, cuando ya es tarde...

Cuando los nazis vinieron a por los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista.
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista.
Cuando vinieron a buscar a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío.
Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.
Martin Niemoeller, 1939.


El dia despues (Oye Patria mi aflicción...)

Oigo, patria, tu aflicción, y escucho el triste concierto que forman, tocando a muerto, la campana y el cañón; sobre tu invicto p...