domingo, 20 de julio de 2014

Estampas del verano: El kiosko ( I )



Como un oasis, encontramos algún quiosco, abierto en verano. Es el que nos provee de lectura, que nos ayuda ha hacer mas amenas, las tediosas y largas horas del estío. Quien dice, lectura, dice pipas o chucherías, que nos acompañaran, seguro, por esos paseos a ninguna parte, por el paseo marítimo de tal o cual ciudad y que al final de vacaciones, de tanto recorrerlo, nos saludan, hasta las farolas del mismo.
 Lugar peligroso, este, el de los kioskos, si vamos acompañados de niños, pues a parte de controlar sus ansias infantiles de chuches, dulces y helados, toca complacerles, con lo cual el presupuesto vacacional, se merma, siempre que allí llegamos...Pero que caramba. Veranos como este solo hay uno y sabe también un crocanti fresquito a la orilla del mar...

No hay comentarios:

De manadas, perdones y demás...

El personal anda rebotado. Me da que se han dado cuenta de que la ley aquí, en este lugar que antes fue una nación de nombre España, ...