lunes, 29 de diciembre de 2014

Todo ha ido bien....que siga el espectaculo.







Se acaba el año 2014. Y empieza otro mas. Así, como quien no quiere la cosa. La verdad, es que aunque no me guste, hacer balances ni nada similar, pues servidor, en lo que mas cree es en el destino, no me resisto demasiado y por estas fechas, solo, en publico o con la almoada, acabo repasando lo que ha sido para mi, una etapa mas de esta singladura, que es la existencia.
 2014, para mi, ha sido un muy buen año. Toda mi familia, Hijos, Madre, hermanos, allegados, gozan de buena salud y hasta alguno que rateaba, va sonando cada vez mas redondo. Mi hijo, Alex, se ha convertido en un flamante arquitecto tecnico y mi otro hijo, Borja, un magnifico estudiante, con unas inquietudes culturales, politicas y artisticas, que me sorprenden, para un chaval de apenas 17 años...para bien que sea. A nivel de trabajo, soy uno de esos privilegiados, que a día de hoy, tiene un trabajo, duro y dificil, como ha sido siempre, pero que le gusta. Que me dure, siempre. Tambien este año, se cumplio un sueño que creia inalcanzable y que se llama "hidalgo"...esta claro que cuando la cosa tiene que ser...
 Tambien el balance es muy positivo, en ese mundo que tiene cada uno dentro y que lo componen sus conocimientos y experiencias: he redescubierto, el poder de la musica, de la lectura, de un paseo a buen ritmo. De leer un libro, en una terracita, tomando un cafe. El catar un buen vino. El viajar despacio, viendo como pasa el paisaje. Y la lista seria, interminable. Lo mejor en esto se resume, que me he vuelto a encontrar.
 Negativo, poco la verdad. La espalda, que me da la lata, mas de la cuenta. Algo de sobrepeso, cierto pesimismo, al ver como esta el mundo y la preocupación por el desempleo y por la desigualdad. Tambien, cierta crisis creativa, en materia fotografíca: cansancio quizas, estancamiento. Bueno ya pasara, si tiene que pasar: la obra y sobre todo los amigos que he conocido, ahí están...
 ¿que le pido al 2015?. Pues nada...bueno si, que sea igual que este. Que mi Alex, encuentre trabajo y que Borja, tire adelante con la selectividad y que todos los amig@s, que en este 2014, no les ha ido bien, les vaya en este 2015 de fabula para arriba.
 Otro año se va...y otro lo sepultara. Rápido y sin parase. Y es que, tal como dijo , Freddie Mercury, "Show must go on..." o sea, que la vida sigue.
 Besos y abrazos y feliz 2015.



viernes, 26 de diciembre de 2014

Reflejos......




Hola, chaval:

 El otro día, en la cima de El garbí, te vi. Estabas mirando con esa cara de sorpresa, admiración o ambas cosas a la vez, el bólido, que con sonido atronador, tras subir hasta allí, se paraba a tu lado.
 Al verte me acorde que hace, tanto como , cuarenta y muchos años un chavalin, como tu, de la mano de su Padre y de su fiel compañero Ramón Miro, fueron a enseñarle el ferrari dino f2, que tenian expuesto en los bajos del cine Artis, con motivo del estreno de la mejor pelicula de la historia, al menos hasta hoy, que habla de la formula 1: Grand Prix.
 Me da al verte, que aquel niño. puso la misma cara de sorpresa y admiración que demuestras tu, pero me da que quizas también empezo algo...
 Porque veras, amigo, aquel chavalin, empezo a interesarse por el tema: coleccionar coches en miniatura, leer las revistas autopista, que a veces compraba su Padre e incluso mecanica popular que compraba su Abuelo. Cuando el colegio permitia, iba por el taller que regentaban sus progenitores a destripar carburadores y engrasar la maquina de vapor en miniatura, que poseia el yayo etc. etc. Veia las carreras en blanco y negro, que se veian de cuando en cuanto por la tele y cuando pudo fue a ver alguna.
 Con el paso del tiempo, la afición se fue acrecentando: empezo con las motos, disfruto mucho con ellas, pero la imagen de aquel Dino, estaba grabada a fuego en la mente y en el alma. Poco a poco las cuatro ruedas, desplazaron a las dos. Pudo comprar su primer coche, a los que siguieron otros mas potentes y otros mas prácticos. Pero la pasión ahi estaba, igual que la de tu mirada...
 Si en ti, prende esta afición, conoceras muy buena gente, viviras buenos momentos y mejores emociones. Con tranquilidad, buena cabeza y esfuerzo, tendras buenos coches para disfrutar, bien, paseando con la familia o en algun track day. Aprenderas, no sin esfuerzo, a querer a tu auto, como a tu mascota. A disfrutar de el, a mimarlo, a padecer por el ...
 Es una afición muy bonita sabes y por cierto, al chanal de relato, no se la ha ido para nada la pasión ni el recuerdo de aquye color salvaje rosso corsa, que emanaba de la carroceria de aquel viejo y glorioso Dino V6.


70 anni...

Existen los Ferrari y el resto de automóviles. Los Ferrari son leyenda viva. No hay nada que se compare a esta obra de arte sobre ruedas...