domingo, 10 de abril de 2016

La revolución tecnológica y lo que a traído...



Una vez mas, la cosa se ha ido de madre. Igual que los átomos, son fuente de energía ilimitada o cura para enfermedades, el genero humano, también los ha sabido usar para destruir. Y algo así ha sucedido con todo lo que ataña a las nuevas tecnologías informáticas y digitales.
 Esa cabra, nos la vendieron, como un avance, en cuanto, a comunicación, facilidad de trabajo, ayuda a difundir la cultura y una vez mas, yo el primero, nos lo creímos.
 ¿Para que a valido en realidad?. Vamos a ver, unos ejemplos:

Antes en las empresas, existía un figura, que era el adminitrativ@. He llegado a conocer empresas donde habían 14 empleados dedicados a estos menesteres. Gente que cobraba su salario y vivía.
. Con las nuevas aplicaciones ofimáticas, con un pasante y unas pocas horas a la semana, sobran. El resto a la calle...
 En las gasolineras, llegabas y un amable empleado, te llenaba el deposito, te limpiaba el parabrisas y los mas amables te hinchaban los neumáticos si consideraba que estaban flojos. Te cobraba el cajero y seguías. Y como no, esos empleados cobraban un sueldo y vivían.
 Ahora no: ahora te sirves tu el combustible, en la mayoría de gasolineras y luego pasas por caja y te cobran...y aunque ahora lo han prohibido, a veces ni eso; pagas en una suerte de cajero. Los que se empleaban en la gasolinera: a la puta calle.
 Hablando de bancos y cajeros, hace años, en los bancos cuando querías sacar algún dinero, ibas con tu cartilla, a tu oficina y en los mostradores, habían unos señores, que a cambio de ganarse un sueldo, te daban los buenos días, te facilitaban la gestión y se ganaban su sueldo...
 Ahora, gracias a la tecnología, se hace a través de la web o en el cajero automático. El Señor cajero a la puta calle.
 En los centros comerciales, que cada vez se parecen mas al que refleja Saramago, en su obra La caverna, se experimenta con maquinas, que leyendo el codigo de barras de nuestros articulos, nos dan el importe total de la misma, que pagaremos con nuestra tarjeta de credito. ¿las/los cajeros?....sin problemas: a la puta calle.
 Por no hablar de los pequeños comercios, los pocos que quedan, que en su quehacer diario, han encontrado una durisima y desigual competencia con el comercio on line.
 Dicen, que hasta los repartos de estos productos que compramos on line, los van ha hacer drones...es decir, que los repartidores a la puta rue, tambiem y así.
 La fotografía, en modo profesional, desaparecida. El comercio musical, aniquilado, con todos los puestos de trabajo perdido que supone. Parece que solo los libros en papel aguantan el embate...¿durante cuanto tiempo?.
 El tema se ha pasado de frenada. Y el en vez de hacer del uso sostenible de la tecnologia, para beneficio de las personas, se esta utilizando, para beneficio de los malnacidos negreros del siglo XXI.
 Como nos engañan...¿que sera lo próximo?. Quizas alguna APP, que nos alimente gratis. Habra que hacer la revolución otra vez...pero mejor que la haga otro ¿no?. Mientras tanto cuando acabe de escribir estas lineas, leere la prensa on line y lamentare el cierre del quiosco de la esquina, de siempre.
 Cosas de los tiempos...mierda de tiempos.





No hay comentarios:

Genova y la alquimia.

Hace unos meses viaje a Génova. Con breve escala en Milán. Cosas del Erasmus....Me centrare en Génova, pues es donde mas tiempo estuvimos. G...