sábado, 6 de agosto de 2016

Algo va mal....




 Hace unos días que acabe de leer el libro del historiador y ensayista britanico, Tony Judt (1948 - 2010).
 En este libro, el autor pasa revista al nacimiento, desarrollo y crisis de la socialdemocracia a lo largo de su relativamente corta historia. Desde el logro del bienestar social, gracias a la aplicación de las políticas propugnadas por esta corriente, hasta la desaparición paulatina de estos derechos, por mor de las doctrinas neoliberales de finales del siglo XX y principios del XXI,
 El libro se lee con facilidad. Aunque al menos para mi, educado en colegio de curas, con crucifijo y foto del caudillo presidiendo, hace que algunas cosas para no rechazarlas antes de plano, me halla tocado leerlo dos veces, para en la mayoría de los casos y sobretodo en materia de protección social estar totalmente de acuerdo.
 Estoy de acuerdo, que en materia de pensiones, sanidad y educación, así como los servicios básicos para el funcionamiento del Estado, es preciso la intervención de los Gobiernos. 
 Pero hay un problema, que Judt, como tantos otros pensadores, me da que no tienen en cuenta: la condición humana.
 Para que esto funcione minimamente, hace falta dinero, buena fe y buen gobierno. Y hoy por hoy, al menos en mi España querida, de esto no lo hay. Los gobiernos (el de ahora en funciones...), son corruptos, inútiles y rastreros; solo están para favorecer a sus palmeros y conservar sus poltronas. Recaudan poco, sin equidad y ademas lo administran (es un decir...) mal. El pueblo "soberano", elige a estos inútiles y si es al mas inútil y corrupto mejor...Mientras tanto, todo el mundo se queja, pero que pague otro la fiesta si puede ser. El mas débil es el que no puede defraudar (fijaros que hablo de defraudar, no de pagar) y los que mas pueden unos en B y otros vial legalidad (sit coms, Panamá, etc) defraudan lo que pueden y mas: resultado sanidad a la baja, pensiones a punto de desaparecer y futuro mas que negro. 
 Mientras la población no se mentalice que esto es así, no hay nada que hacer. Es la solución que propone Judt: saber lo que se vota, protestar cuando hace falta y no callar. Y la verdad es que esto no lo veo. La gente se ha vuelto totalmente insolidaria, va a la suya , no respeta casi nada y le importa todo una mierda. Es lo que hay. 
 No le veo buen futuro a nuestra sociedad. Podemos autoengañarnos y que sea lo que tenga que ser o empezar a movilizarse. Aunque la verdad tengo poca fe en que esta sociedad, narcotizada por el consumismo y la insolidaridad, sea capaz de enderezar algo. 

https://youtu.be/Xr9Oubxw1gA

No hay comentarios:

Todos los Santos.

Uno a partir de cierta edad empieza a sentir que este mundo ya no es el suyo. Y se aferra a sus tradiciones y recuerdos. Es por eso que ...