martes, 11 de julio de 2017

La playa de los sueños rotos...



Te dijeron que en el otro lado tendrías una vida mejor. Atrás dejaste familia, amigos, miseria y tu tierra, que al igual que se ama a una Madre mala, uno quiere a la tierra donde nace por mal que esta le pague a sus hijos.
 Llegaste y no fue como te dijeron: aprendiste deprisa que los sueños solo valen para despertar de ellos y que nunca se cumplen.
 No puedes volver, pues de tu miseria aquí, depende el paliar la de los tuyos. 
 Solo te queda ir a la playa de los sueños rotos, para que el fresco viento de levante alivie tu añoranza y cure tu desilusión.



No hay comentarios:

Los surcos de la siembra.

Al igual que el rio de la vida deja surcos en nuestra alma, el paso de las estaciones los deja sobre los campos de arroz de la albufera ...