lunes, 2 de octubre de 2017

El dia despues (Oye Patria mi aflicción...)



Oigo, patria, tu aflicción,
y escucho el triste concierto
que forman, tocando a muerto,
la campana y el cañón;
sobre tu invicto pendón
miro flotantes pendones,
y oigo alzarse a otras regiones
en estrofas funerarias,
de la iglesia las plegarias,
y del arte las canciones.





Escribo estas lineas, con enorme lastima, pena y aflicción. No. No me lo puedo creer. Pero si, es cierto. Manifestantes a pedradas contra la policía. Pasividad de la policía autonómica, contra infractores de la Ley por mucho pueblo o mucha razón que llevaran. Cargas policiales que afortunadamente y poco que guste, tuvieron menos consecuencias de lo que podría haber ocurrido. Fractura, separación, odio... En Cataluña. En España. En el siglo XXI. En un país con una democracia que podría ser mejor, si; pero democracia al fin y al cabo. En un país Europeo, al menos en apariencia. Pero no. Me da que no.
 Hace ochenta y un años, que en España, casa de todos nos guste o no, de todos los nacidos en ella, hubo un tragedia de proporciones bíblicas que no se ha superado y nadie tiene interés real en superarla: hermanos contra hermanos, amigos contra amigos, españoles contra españoles...sangre, odio, vergüenza. La guerra civil. Al final de aquello, los que se enfrentaron acabaron la mayoría de los que vencieron y me refiero al pueblo que estaba con los vencedores, pasando durante mucho tiempo hambre y misera y los vencidos, ademas, un exilio criminal, represión, cárcel e incluso la muerte. Recalco que hablo del pueblo. De los pringaos, de los parias de los perdedores, pues así me considero, ya que como todos estoy a un metro de caer al infierno y a miles de kilómetros del cielo. Yo y todo Español que no sea político o banquero de nombre.
 Los causantes de la tragedia, unos murieron en su cama 40 años después, colocando a base de bien a sus sucesores y los otros a la sombra de sus exilios dorados para volver entre multitudes como héroes (hay que joderse) cuando en España, empezó un régimen de libertades. A los que pasaron, hambre, exilio, privaciones, muerte...que les den por el culo. Unos por fachas y otros por rojos. Así de claro: se fueron unos y llegaron otros.
 Ayer, no vi a un aguerrido Rufian, dando la cara contra los antidisturbios. Ni a Rajoy en primera linea junto a la Guardia Civil. No vi a mi amiga Colau, en las barricadas. No vi a Soraya en primera linea, junto a la Policia Nacional. Vi a Don Mariano hablar digna y confortablemente ante las cámaras de su televisión ( los otros tienen las suyas). A Puigdemont votar como un señor. Y vi a ciudadanos con la cara rota por estar donde no debían y a policías heridos y traicionados, por cumplir con su deber, pero siguiendo ordenes de una manada de incompetentes e inútiles, por no saber negociar o por hacer las cosas a medias.
 Y es que no hay solución, ni esperanza. Somos así. Nos engañan, nos ningunean, nos machacan y encima nos pegamos entre nosotros por ellos. Toda la puta historia de España, de las mas tristes que conozco junto a la de Irlanda y la de Rusia, es así.
 Esto no va a acabar nada bien. Al menos yo no tengo, mal que me pese, ninguna fe en esta Patria que tanto quiero y menos en un pueblo donde a unos cuantos, los quiero mas que a mi vida, piensen como piensen. Pero es lo que hay.
 Alguien escribió un poema, que decía, que mientras halla gente que grite, basta ya, aun quedara en el aire la vieja bandera rasgada de la esperanza....
 Pero yo creo que no. A la mayoría silenciosa, que yo le digo mayoría borrega, nada le importa, salvo vivir como si no hubiera mañana. Vamos a otra tragedia. Que nos va a arrastrar a los borregos y a los miuras. Y la culpa de todos, sin excepción, es nuestra, pues no sabemos tener democracia.






No hay comentarios:

Al que manda en Europa....

Estimado,  el que manda en Europa: Como gracias al gobierno de pacotilla que hay aquí en España y que son tan inútiles que no tienen ...