martes, 21 de mayo de 2019

In memoriam Andreas Nikolas Lauda (1949 - 2019)



Fue uno de los representantes mas genuinos durante aquella era mágica, a la vez que trágica de la F1. En aquel allá el piloto era el 80% de la victoria y las carreras épicas y trágicas. Hablo, de los año 70 y duro hasta la llegada de los wing car, sus malditas faldillas y los motores turbo...Luego todo empezó a cambiar muy deprisa y nos llevo a un callejón sin salida, como muy bien dijo el propio Lauda y hasta algúno se ofendió...
 Competia, en aquella época, junto a una banda de gamberros de alto nivel de nombre Ickx, Regazzoni, Stewart, Merzario, Fittipaldi, Cevert, Pace, Reutemann , Pryce y como no con el mas gamberro de todos James Hunt.
  Era inteligente, frío, calculador, profesional. Le llamaban, a parte de super ratón, Computer Niki...
Y si, así pilotaba.  Y así de esta guisa, Se llevo su primer mundial, allá en 1975, para mas gloria de la Scuderia y del Comendatore, que necesitaba ,mas que nunca aquel triunfo.
 Llego 1976 y con ello uno de los duelos mas épicos de la historia de F1. Su noble rivalidad con Hunt, se debería de estudiar, por su competitividad y su nobleza: un duelo entre caballeros, con el toque justo de malicia, para convertir aquellas carreras en espectáculos para dioses. Su tragedia, llego en Nurburgring, en un accidente del que siempre se culpabilizo..Estaba mas alla que aqui, pero se burlo de la parca y regreso del infierno. Seis semanas después volvió al ruedo. Con sus pulmones tocados de por vida y con el rostro desfigurado por el fuego y terribles dolores, se presento en el gran premio de Italia: ahí se convirtió en leyenda viva de la competición. Finalmente llego a la prueba final en Fuji con 3 puntos de ventaja sobre Hunt. Ante la peligrosidad de la pista, por lo resbaladiza de la misma, por el tifón que la asola, decidió , tras dar tres vueltas, retirarse,dándole el titulo a Hunt.
 Posteriormente en 1977, usando de nuevo la calculadora, se hizo campeón del mundo. En 1978 se retiro y volvió en 1982, tras el fracaso de Lauda air de la mano de McLaren, proclamándose campeón del mundo en 1984.
 Con Lauda se va parte de una época, una persona terriblemente sincera, muy inteligente y tenaz.
Respetado y odiado a partes iguales por sus opiniones, crudas y sinceras levantaron ampollas, mas de una vez...y servidor esta de acuerdo con la gran mayoría de ellas.
 Si hay un cielo, creo que hoy, Niki esta tomándose una cerveza con Hunt, Senna, Cevert, Nuvolari, Whiting, Clark y tantos otros que, correrai ancor piu veloce per le vie dil cielo...
Descansa en paz, Niki, allí donde ruja un motor de competición, estaras tu. Y seguro que en la fiesta celestial, en donde debes de estar, sonara esta canción que se de buena tinta era tu favorita y que este modesto y hoy triste aficionado, te dedica de corazón...

No hay comentarios:

Mercado de Jerusalem.

He vuelto al mercado. Y por un momento he regresado a una infancia muy lejana. De cuando alguna mañana y tras el preceptivo desayuno, pe...